PERDONE QUE NO ME CALLE

Desde Valencia, Adelina Gimeno Navarro, una escritora muy apasionada y entregada a la Escritura, se une a nuestra causa, que también es la suya, por mujer y por utilizar con mucho arrojo su pluma contra las violencias y los feminicidios. Gracias, Ade, compañera.


DICES QUE ME QUIERES

Pues no dejes que la sombra de tus manos caiga sobre mí, duela y me desespere.
No dejes pues que mis sollozos invadan el espacio sin que se escuche ninguna melodía, pues mis lágrimas cantarán.
Deja pues de arrojar insultos que se precipitan sobre todos, sobre ellos, sobre mí.
Pues no dejes de recordarme que soy mujer con tu hombría, desbordada siempre en altanería dañina.
Deja pues de quererme y no, no me quieras así.
Pues así no me quieras, eso no es querer, es doler.
Queriéndome así serás la oscuridad en mis días, la muerte en mi vida.
Pues no quieras que a la fuerza te quiera, pues no busques mi lengua certera.
Pues dices quE me quieres, no te arriesgues a preguntar.
Pues al final sabrás la respuesta.
Pues yo, también se lastimar.
Adelina GN

VOLCÁN DE SENTIMIENTOS

VOLCÁN DE SENTIMIENTOS

Colaboración: Miércoles en https://elpoderdelasletras.com/

¡¡Amo la vida!!
Dijo ella mientras de pie delante del espejo observaba su cara que enrojecía por momentos desencajada por la irá.
Su interior bullía igual que un volcán a punto de erupción.
Estaba descontenta y no sabía el motivo de aquella sensación que ocurría últimamente demasiado a menudo
¡¡Amo la vida!!
Repetía presa del pánico por como actuaba, algo dentro de ella la acondicionaba a presentar su rabia de aquella manera.
¡¡Amo la vida!!
Gritaba sordamente y tapando su rostro se preguntaba…
¿Qué me pasa?
En aquel instante se desmoronaba echándose a llorar.
Secó sus lágrimas y una vez más su pregunta fue contestada, comenzó sin esperar ni un solo minuto a expulsar aquella lava que le quemaban por dentro llenando de palabras aquel papel en blanco, escribiendo en él sus sentimientos y calmando así la euforia contenida…
¡¡Amo la vida!!
¡¡Quiero escribir!!

Adelina GN

ETERNA AMISTAD

ETERNA AMISTAD

No dudo en tener paz, primero en la distancia, después en mi corazón que la reclama.
Queriendo siempre aceptar la unión armoniosa de una solidaridad amistosa.
Adquiere entonces mi vida la sensibilidad adecuada, amalgama de emociones abrazadas.
Eligiendo las mejores y más humildes sensaciones para las amistades del alma.

Adelina GN

TRÁNSITO

Colaboración de los miércoles en:

TRÁNSITO


TRÁNSITO
6 mayo, 2020 por Adelina Gimeno
Viajar, pasar de un lado a otro, caminar, transitar, querer cambiar aquella prisión que nos ha tocado vivir.
Querer hacer del mundo, un mundo nuevo, soñar sin peligro a fallecer, tener paciencia al sentir fuera de tu nuevo entorno la vida.
Padecer al escuchar la palabra muerte, sin solución a la sanación, sin vacuna para la curación.
Tener expectativas de libertad y querer avanzar sin miedo, eso es transitar a un mundo nuevo, sin duda a enfermar.
Vivir en el amor, sentir con la verdad y actuar sensatamente con nuestra frágil libertad.

Adelina GN

gus-16

CON SENSUALIDAD TE DIGO

CON SENSUALIDAD TE DIGO

CON SENSUALIDAD TE DIGO

Eres tan sensible que al ver acercar mi mano, te escondes. Eres igual que un diminuto ser que se cubre por miedo.
Deja que te acaricie, viendo cuando estoy contigo y con el simple roce de mi piel te excitas, deduzco que quedas impresionado, y no dudo en pensar cuando te besan con lujuria.
Déjame que te diga, pero atiende, eres mi mejor amigo y yo te entiendo, sé dónde poner mis dedos para darte placer, con ese arte se nace. No tienes rivales, ni comparaciones perfectas superan lo que siento contigo.
Te digo que es de vértigo al llegar al orgasmo contigo. Sensaciones mil emanan de mi cuerpo, y erguido, vanaglorias el instante, ese minuto, que en ocasiones quisiéramos que fuese interminable.
Con sensualidad te digo, mi amigo incansable, compañero de mi impaciencia morbosa, de momentos de clímax desbordantes, no tienes edad.
Nos conocemos desde siempre, siempre hemos coincidido es esos períodos en los que la soledad íntima nos llena de gemidos sordos.
A ti a mi pequeño apéndice de deleite y complacencia, a ti te digo que me hagas vibrar de ardor, explotando mi satisfacción siempre al máximo.

Adelina GN

NO TE DEJES ENGAÑAR

NO TE DEJES ENGAÑAR

Mora en la batalla de esa piel que añeja pelea por su victoria

Esa que arranca a mis silencios los gemidos jubilados que me aman

Que la sangría a los sentimientos provoque la fluidez al alma

Perdona al cuerpo, al desplome, a la caída de sus arquitecturas

Daña a la actitud que te muestre la muerte

Eres vida, vida viva, experiencia sutil que no enmudece

Suspira al son de tus latidos, que los orgasmos sean tu éxito

No dejes de quererte, amate siempre y siempre que puedas…

Hazte el amor

©Adelina GN

DORIS LESSING

DORIS LESSING

LETRAS DE MUJER en Poesía en Órbita

De nuevo es martes y así debe ser, mi cita es con los lectores de Poesía en Órbita los que se acercan a la web para leer sobre las mujeres escritoras.
Ellas son esas grandes olvidadas, las que de no indagar en la biblioteca o Wikipedia, en estos días, no llegas a descubrir sus logros en el mundo de la literatura. Quedas sorprendida, os lo aseguro, pues he de reconocer que comencé tarde en este difícil, pero maravilloso mundo de la literatura. Aunque nunca es demasiado tarde para aprender, leer como dijo nuestra protagonista de hoy y aprenderéis…
Doris Lessing nació en Irán, su verdadero nombre Doris May Tayler hija de un mutilado de guerra y de la enfermera que lo cuidó.

A la edad de seis años se trasladaron a Zimbabue, allí creció, pasó su infancia y adolescencia, residiendo en la ciudad hasta la edad de treinta años.
Pero no todo fue agradable en la vida de Doris que encontraba en cada momento la dificultad de llevarse bien con su madre. Las múltiples discusiones hicieron que la joven plasmara en un futuro sus vivencias conflictivas en una novela, contraversadas con las más agradables vividas al lado de su hermano Harry con el que disfrutaba y descubría la naturaleza.
Queriendo no estancarse en aquella vida de la que no podían presumir ni soportar por no tener medios suficientes y los constantes enfados con su progenitora. Doris quiso huir de la autoridad llevada al máximo de su madre y dejó los estudios a la edad de catorce años.
Sin tardar mucho un año más tarde se fue de casa, se puso a trabajar de niñera formándose como autodidacta, leyendo y cultivando la literatura, de la que luego después de los años, muchos años después obtendría uno de los grandes premios que un buen saber concede.
Sabemos algo más de Doris Lessing, hemos leído y averiguado detalles de su vida personal como que fue esposa y divorciada por dos veces. Quiso conservar el apellido Lessing de su segundo marido y tuvo dos hijos. Trabajo en varios empleos, fue telefonista, auxiliar de clínica, esposa y madre. Estos últimos fueron los que la empujaron a continuar aprendiendo su afición intelectual y literaria.
Declarando sinceramente que no quería desperdiciarse siendo solamente madre. Bajo mi humilde opinión creo que fue su mejor decisión, en la vida se puede compaginar las ambiciones, trabajando las ilusiones para poder llevar siempre adelante todo aquello que una quiere realizar.
Pienso que siendo mujer tenemos toda la fuerza y aptitud para cumplir con lo que deseamos.
Sin querer y después de leer sobre Doris Lessing he encontrado el dato curioso de que también esta mujer escritora escribió detrás de un seudónimo: Jane Somera escribiendo de ese modo “Si la vejez pudiera” en el año 84.
Pero por el dato que quiero incluir en esta sección de “Letras de Mujer” a la escritora, no es otro que el Premio Nobel de Literatura que en el año 2007 le concedieron.
La obra de Doris Lessing está basada casi toda en experiencias propias, su infancia en África y sus desengaños sociales y políticos. Siendo considerada una escritora liberal a pesar de que nunca quiso dar ningún mensaje político en sus obras.
Una gran mujer escritora a la que se le han otorgado muchos y grandes premios literarios de Europa.
Con más de cuarenta obras escritas Doris Lessing se dio a conocer en 1950 con “Canta la hierba” Cuenta con números relatos cortos, ensayos y biografías.
Y ocurre como siempre, al tratarse de una escritora que no cuenta con un nombre de repercusión, y que suena fuerte en este mundo de las letras. Al recaer en ella y su obra el preciado galardón hubo detractores que criticaron el fallo del jurado, haciendo de menos el trabajo que la escritora había realizado durante toda su vida. Otros al contrario resaltaron con mérito sus escritos y afirmaron como merecido el premio para la escritora.
Mi mención es meritoria, encuentro que un galardón no debería ser otorgado por una sola obra, que merecidamente debe ser obtenido por el trabajo a toda una vida.
Estas palabras son las que rezan en el texto leído para ofreceros mi entrega en la sección y que literalmente reproduzco:
En 2007 recibió el Premio Nobel de Literatura por su «capacidad para transmitir la épica de la experiencia femenina y narrar la división de la civilización con escepticismo, pasión y fuerza visionaria».[3]

Ahora me queda agradeceros que hayáis tenido unos minutos para leer sobre Doris Lessing. Deciros que de ella me atrapó una frase que escribió y que conservo en la memoria. Que cada vez que alguien me ha insinuado que estudie antes de escribir, he evocado en mi mente y he levantado como una bandera.
“La única manera de aprender a escribir mejor es escribiendo”
Una cita muy acertada de la escritora que se formó a sí misma escribiendo, la que en el año 2007 le concedieron el Premio Nobel de la Literatura y aún en el 2008 escribió su última obra.
Para la mujer que dejó por el camino de su vida otros menesteres para dedicarse exclusivamente a la literatura. Y que en Londres encontró la muerte a la edad de 94 años. Diagnosticada por un accidente cerebrovascular es por lo que la mujer murió, ya que la escritora no morirá nunca.

Adelina GN

FB_IMG_1556032336748

LIBRO SOLIDARIO Universo de Esperanza “Lucha por la Vida”

Como todos los escritores que han colaborado en el libro solidario esta es mi participación. Un relato basado en las enfermedades raras en los niños. Y lo centré en la figura de mi hermano. Qué cómo dice su título fue o no fue una enfermedad rara. Espero que si adquieres la obra te gusten todos incluido el mío. Y por favor comparte el grupo, es primordial divulgar Universo de Esperanza “Lucha por la Vida”
Gracias

Adelina GN

https://m.facebook.com/groups/331863777590008

45702483_1754870281302231_1065910221718683648_ocb329fce-b7be-4971-9fc6-864e65e15230

LIBRO SOLIDARIO en Amazon

El poder de las letras http://elpoderdelasletras.com/

Universo de esperanza-Lucha por la vida

La fundación ALIBER es como la casa madre de una gran colmena donde muchas asociaciones se aúnan para intentar conseguir fondos en post de una investigación que permita acabar con esas enfermedades raras de las que mueren cada día,tantas personas, en especial los niños. Comenzamos a escribir este pequeño no por tamaño, si no por colaboración, en esta gran lucha. Comenzamos escritores que formamos parte del equipo en concreto de la página web “El poder de las letras” al que se nos han ido uniendo un número increíble de buenos escritores. Nuestro deseo es que cada uno de estos ejemplares ayude a poder continuar investigando esa cura que a veces esta ahí tan cerca, pero apenas medios para conseguirla.Delante de cada texto se mostrará una pequeña biografía del autor.

Biografía del autor
Autores que han dejado aquí plasmadas sus letras con el único fin de provocar una sonrisa, dejar un donativo a través de aquello que nos apasiona hacer, escribir. La causa de nuestro libro son las enfermedades raras, aunque como habrán comprobado no todos los textos hablen sobre ellas.

LAS VACACIONES

Lee otras colaboraciones en Desafíos Literarios https://desafiosliterarios.com/category/secciones-tematicas/erotica/

Escrito por : Adelina Gimeno Navarro el 20/09/2018

LAS VACACIONES

Nada más poner un pie en casa, comenzó en mí la desesperación. No podía creer que todo había terminado ya, y hasta el año que viene no tendría la oportunidad de volver a disfrutar de aquel joven. Nadie sabe mi vicio o mi entretenimiento, o tal vez desde ahora lo llame terapia, quién sabe lo que haré. Procurar que no se me note será un gran reto, termino siempre igual, con las manos pegadas a mi cuerpo, acariciando allá donde sé que me gusta. Pero Carlo ha dejado una huella enorme en mí. Tanto me ha marcado ese chico, que no dejo de pensar en él y en esos días de ensueño en Ibiza. Sus ojos, su boca, su piel me dejaron prendida del éxtasis, haciendo el calor lo propio y provocando que subiese en mí la temperatura.

Rosa no dejaba de recordar, desde que aterrizó en Madrid y nada más pudo encender el móvil, el primer contacto que buscó fue el suyo, aquella dependencia no era normal, pensando en cada momento, en el bello y experto amante que le resultaba el galán.
Allí estaba sentada en el sofá, tirada como un trapo, con el calor típico de aquellos días de tormenta de verano. Pensando en él y en las vacaciones, en sus caricias, en sus besos…

Ella pensaba que no iba a poder apartarlo de su mente, que ya nada ni nadie podría calmar sus ansias. Debía de pensar, se dijo, qué únicamente fue un afer sin importancia, que no debía de obsesionarse. En ese instante su mano derecha palpaba su seno izquierdo y su otra mano se abría paso entre sus muslos, acariciando con una delicadeza máxima aquella parte de su cuerpo falta de amparo amoroso en aquel momento.

Sintió pasos y sobresaltada intentó darse la vuelta para ver, pero en segundos la agarraron del pelo e hicieron que su nuca quedase reposada en el cabezal del sillón…

-¡¿Así, te gusta?!
-Sí, pero más fuerte

Pregunta y respuesta fueron silenciadas por sus besos, sus caricias no tenían fin y el roce de sus cuerpos les llevaba a sentir un placer sin límites. Aquellos juegos eróticos habían ocurrido muchas veces, Carlo entraba a sabiendas de Rosa en casa, violando su intimidad, mientras ella jugaba con su cuerpo. Él le robaba el protagonismo a sus manos, cargado de envidia irrumpía en casa y con el consentimiento de ella la violaba o mejor dicho, Rosa se dejaba amar de manera violenta.
Ya habían tenido sus vacaciones, ahora tocaba volver a la rutina y para ello los dos necesitaban esa complicidad que hacía que su amor no se estancase en la monotonía.

Así pues y sin mediar palabra, sus cuerpos fingieron no conocerse y a la par iban descubriendo nuevas sensaciones y nuevos placeres que les ofrecía aquel juego erótico.
Su piel lucía desnuda, aún rojiza por aquellas caricias en ocasiones dolorosas, y ahora a pesar del calor Carlo, colocó un cojín tapando su miembro, echando la tela protectora del sillón sobre Rosa, que no dejaba de acariciarse.
Debería de estarse quieta, pensaba él, mientras ella cuando vio su acción le preguntó, obteniendo una inminente respuesta…

-¿Qué no quieres jugar ya?
-¿Qué quieres el desempate?

Y volviendo el acero a su vaina y nunca mejor dicho, volverían a comenzar su particular terapia de pareja.

Deli

maxresdefault