AFANTASÍA

AFANTASÍA

Aquella rara enfermedad, no me permitía recordar, imaginar, ni soñar, pero en aquel momento en casa, después de haber estado en el museo, me asaltaba la sensación de relajación.

Era difícil volver a recrear la imagen que ahora me hacía sentir bien, entonces, Arturo, dijo: Mario, recuerda el lienzo de Monet en el que estuvimos parados…

Tenía que ser fuerte, constante y la mayor disciplina mejoraría una enfermedad tan cruel que cegaba mi mente, sin ver más allá de unas pocas sensaciones.

Retomando nuestra ruta por el mundo, seguimos sacando en cada parada la carta significativa del Oráculo del Tao.

Adelina Gimeno Navarro

MI ESTRELLA

https://lidiacastronavas.wordpress.com/2021/05/01/escribir-jugando-mayo-21/

MI ESTRELLA

Como siempre llegaba tarde a desempeñar su trabajo, siempre teniendo presente el compromiso que la obligaba. Su realización estaba unida a las letras, a la definición de ciertas pautas que formaban el reto creativo.

Y pensó: “Mi estrella, tú que estás en el Olimpo de la verdad, que me cuidas desde la eternidad”

A ti y solo a ti van dirigidas mis palabras:

Manantial de abundancia referida al amor.

Caricia sincera que erizaba y eriza mi piel.

Aroma de la flor de la positividad.

Color del deseo abordando dolor.

Eres mi estrella, mi necesidad ausente, mi sentimiento presente.

Mi madre.

Adelina Gimeno Navarro

LETRAS VIVAS/Escribir Jugando

https://lidiacastronavas.wordpress.com/category/6-escribir-jugando/

LETRAS VIVAS

La herencia me dejaba temblando, una vieja máquina de escribir y un carrusel miniatura.

El viento silbaba por la ventana cerrada, había un frío de suspense y de intriga.

Sentí su presencia, el olor a su tabaco, le guiñé un ojo y me senté delante de su herramienta vintage, la que siempre le dio vida a las letras del tío Arturo.

Quise comprobar su sonido, el que en tantas ocasiones él utilizó para adornar sus escritos.

Tecleé la A y el caballito avanzó, dejando en el aire una nota musical.

Sucediendo lo mismo en cada letra al escribir su nombre…

Adelina Gimeno Navarro

DE PELÍCULA

https://lidiacastronavas.wordpress.com/2021/03/01/escribir-jugando-marzo-3/

Su aspecto parecía copiado de aquellas películas futuristas.

Había estado posado sobre aquel alambre de espino que cercaba mi parcela, lo observé agazapado y sorprendido…

Al segundo, lanzó un graznido parecido al de un cuervo, trasformando su apariencia de ave para adoptar una figura corpórea en la que no se distinguía hombre o mujer.

Su pelo y sus vestiduras bailaban al caminar y se dirigía a mí…

Yo un simple granjero, de los pocos que quedaron después de la guerra biológica, iba a recibir un mensaje…

De aquella forma aún en prueba, y que dejaba atrás al ya anticuado teléfono.

Adelina GN

ENTRE LAS NUBES

https://lidiacastronavas.wordpress.com/escribir-jugando/

Vuelan y son abducidas las ilusiones, sin aceptar que vuelan solas, que se pierden, se truncan, se mueren…

Entre las nubes se encuentran, zona de confort para ellas.

Un imán me atrae, me llama, mece mis pensamientos, son necesidades que crecen.

Mi morada, castillo elevado al máximo delirio, no sé quién me sostiene, nadie me cree.

Aerostato vuela alto, firme y seguro, llévate mi enajenación que vuelvan mis sueños y mis ilusiones.

Princesa demente, me castigan crudamente, no entiendo, lloro, desespero ciertamente.

Quién soy, quién fui

Sueño de mi ilusión cumplido.

Mi loca poesía, mi realidad…

Quedarás escrita… Siempre dicha

Adelina GN

CARA A CARA

https://lidiacastronavas.wordpress.com/2021/01/01/escribir-jugando-enero-3/

CARA A CARA

Aquel frasco tenía la forma de una gota de agua, con nieve en su interior.

Al moverse, la nieve hacía un efecto relajante.

Dentro, la miniatura de una isla, una doble superficie simulando dos partes, una árida y seca, y otra un vergel que se mantenía a flote.

En mi sueño yo vivía allí, debía mantener el equilibrio o al cambiar de actitud, podría darse la vuelta y encontrar solo un desierto.

Desperté, alguien encendió la luz, le vi acercarse despacio y pegar su nariz en aquella esfera de cristal parecida a una bombilla.

¡No podía ser!

¡Era yo mismo!

Adelina GN

SU MEDICINA

https://lidiacastronavas.wordpress.com/2020/10/01/escribir-jugando-octubre-3/
Despertó eufórico, todavía en la cama dirigió su mirada al ventanal, para apreciar el exterior y la vida.
Desde el accidente, se centró en la naturaleza que por su invalidez le obligaba a aprender desde allí.
La música fue una buena medicina, el canto de aquellos pájaros le dio la fuerza suficiente para valerse con el bastón únicamente.
El grupo de aves de la familia de los tráupidos que cantaban posados en la rama del árbol, le amenizaban los días.
Y mientras los escuchaba los señala con la batuta y les ponía nombre…
Tú… eres Poospiza
Y tú… serás Dominiquies
Adelina GN

LA COLECCIONISTA

https://lidiacastronavas.wordpress.com/category/6-escribir-jugando/

LA COLECCIONISTA
Aquella tarde la brisa era agradable y las olas trajinaban sin pausa hasta llegar a mis pies…
Mientras miraba al horizonte algo me topetó…
Vi un extraño objeto, me incorporé y lo exploré.
Un año permanecía intacto en su escritura y al ser experta en historia deduje que era el del invento de la cinta adhesiva.
Me lo llevé a casa, lo puse junto a mis otros hallazgos.
El misterioso tarro de cristal, esta vez, encerraba un corazón.
Lo introduje en el cofre que tenía dispuesto, cada vez faltaban menos piezas, mi colección pronto daría vida a un Frankenstein diferente.
Adelina GN

SIEMPRE SU PRIMER SUEÑO

https://lidiacastronavas.wordpress.com/category/6-escribir-jugando/

SIEMPRE SU PRIMER SUEÑO

Esa mañana Daniel se levantó sonriente, era su cumpleaños, recordó su sueño, que como cada año, había soñado lo mismo.
Siempre se veía igual, haciendo frente a Tiempi, su mejor amigo…
Y digo, amigo, diciendo con coherencia que aquel dragón con el que soñaba cada año, le enfrentaba con la vida.
Daniel siempre se veía así, empuñando una espada que amenazante detenía al tiempo que pasaba mientras se hacía mayor.
Pero, hoy subido en la torre, tenía que aceptar aquel sueño repetitivo durante años.
Era preciso superar, vencer y soñar siempre para no apartar nunca a Tiempi de su vida.

Adelina GN

img_20200601_102406 (1)

LA OSCURA EMPERATRIZ

https://lidiacastronavas.wordpress.com/category/6-escribir-jugando/

Un lapicero afilado, no tanto como el pico de aquellos cuervos, escribiría la historia de la emperatriz triste.
Motivos de ser oscura a la brevedad lean…
La señal que la flecha indicaba, quería que se recordase y nunca nadie olvidase lo allí escrito.
En el atril al pie del lienzo que contemplaba, yo emocionada, leía ahora la leyenda…
Año 1845
Por amor él entonces escribió…
“Mujer de ojos rasgados, generosa amante de tu fiel sirviente, han separado nuestras vidas. Lucero del sol, convierte mi vida a tu ausencia y que la soledad de no vernos cambie tu luz en tinieblas”

Adelina GN

img_20200314_084505