EL ROSETÓN

https://lidiacastronavas.wordpress.com/2019/10/01/escribir-jugando-octubre-2/

EL ROSETÓN

Hasta entonces en la cripta aquel rosetón en el suelo había permanecido cerrado.
Una especie de tapadera con cierre de seguridad, escondía de lo que en realidad se trataba aquella ornamentada estructura.
En la jaula se guardaba con recelo por sus antepasados, la llave con la que sería pronto abierta.
Había llegado el día, la joven princesa era proclamada reina, pero antes la prueba crucial para serlo.
Tomó la pieza de cobre abriendo aquella claraboya centenaria que decoraba la estancia privada del castillo.
Tenía que parecerse a ella, a la primera mujer que fue el pilar que levantó aquel reino.

Adelina GN

img_20190831_093908

LA DIOSA DE LA CREACIÓN

https://lidiacastronavas.wordpress.com/2019/09/01/escribir-jugando-agosto-2/

LA DIOSA DE LA CREACIÓN

Perfecta, impecable, una creación idéntica a ella que contemplaba orgullosa. Otro de sus éxitos que incrementaría en su carrera riquezas y prestigio.
Así era el rostro que Izanami, cirujana de estética facial, había logrado en su amiga y en aquel experimento que ocultó al mundo.
La luna reflejaba su luz sobre el agua estancada en la fuente del jardín de la mansión. Los invitados abandonaban entonces la fiesta y todo quedaba en calma.
Era el momento de que su doble disfrutase de libertad, abriendo la puerta del zulo donde la tenía, sacó de allí a la creadora de ella misma.

Adelina GN

reto-agosto

LA FIESTA DE VERANO

https://lidiacastronavas.wordpress.com/2019/06/01/escribir-jugando-junio/
Sus miradas no se apartaban de la marmita, cocinaban como cada solsticio de verano el brebaje que dotaría a una joven de un apuesto príncipe.
El sol cerca, muy cerca calentaba aquella olla en la que por obra de magia se reflejaba la luna.
Los tres esperaban acechando a la rana para atraparla.
Mientras tanto cada uno la llamaba a su antojo cantando…
Sol: Cura sana anca de…
Sti: Cu cú cantaba la…
Cio: Estaba la… sentada
La fiesta estaba montada y la astuta ranita se encontraba bailando con la joven, que pese a tanta entonación ya la había besado.

Adelina GN

reto-junio

MI VIEJO

https://lidiacastronavas.wordpress.com/2019/05/01/escribir-jugando-mayo/

Es tiempo ya de que os cuente este secreto que pronto tendré que experimentar.
Lo vi abrazando aquel viejo cofre que a su vez era un reloj y que nunca sacaba de la vitrina. Llevaba tiempo diciendo qué… “Un día de estos dormiré profundamente, no intentéis despertarme, habrá llegado el momento en el que soñaré mi último sueño”
Acomodó entre sus barbas de casi cien años, como su tesoro, el tiempo que le quedaba para soñar y fue, poco a poco cerrando los ojos.
Mi viejo quedaría dormido, sería otra estrella en el firmamento. Y allí plácidamente soñaría por siempre.

Adelina GN

reto-mayo

CADA AÑO

Reto https://lidiacastronavas.wordpress.com/2019/04/01/escribir-jugando-abril/

Caminaba cabizbaja, pensativa…
Aquella calle tenía algo, quizás su madre no debió de haberle dado aquel libro a tan temprana edad.
Ese año se había animado y entraría, ya su mayoría de edad la había superado con creces. Cumplía 40 años, y todos los anteriores el mismo ritual.
Ahora lo recordaba… Con su capucha azul y paseando mientras contaba los números de las casas…
El 13, el 15 y seguidamente el número 17
¡Allí debía de entrar! Cerró los ojos deseando que al igual que su madre estaba con vida, también lo estuviera la mamá que no la pudo criar.

Adelina GN

reto-abril

EL PESO DEL ALMA

Era su canción preferida, la que desde su ausencia escuchaba con asiduidad. Me la llevé conmigo, ella amenizaría el momento en el cementerio. En el día de Todos los Santos, dicen de aquel lugar, que las almas juegan entre los arboles, a merced de que algún gato travieso intente alcanzarlas. Eso quise imaginar, que la suya vendría hoy a casa conmigo, al ver al felino acercarse con su ronroneo a mi lado. No dejé un instante de llorar, de recordar cuantas veces aquel tema sonó para nosotros. El peso del alma, 21 gramos que perdemos a la hora de nuestra muerte.

https://lidiacastronavas.wordpress.com/2018/11/01/escribir-jugando-noviembre/

20180901_123704

EL GUERRERO DEL TIEMPO

Reto: https://lidiacastronavas.wordpress.com/escribir-jugando/

Arrastrando su cuerpo una vez de pie caminaba aturdido sobre el fuego. Aquel duelo por conseguir la Caverna de las ascuas había terminado, se sentía ganador, a pesar de que su mano permanecía cubriendo la herida de la flecha que atravesó el escudo, y se clavó en su corazón. Él no lo sabía, pero estaba muerto. La suerte seguía de su parte porque aún habiendo perdido la batalla, le esperaba la vida de allí de donde venía, el futuro. Un lugar tan caldeado por conseguir el poder y del que quiso huir con el artilugio fabricado por él mismo. Continuará…

Adelina GN