MIL IDEAS

https://lidiacastronavas.wordpress.com/2020/02/01/escribir-jugando-febrero-2/

MIL IDEAS
Prendían en su mente miles de ideas, igual que al encender una cerilla, rápida y veloz, la llama de la imaginación ardía en ella.
Su mente llegó a visualizar como el árbol mental crecía y crecía, dando a su creatividad para escribir toda aquella sabiduría.
Tomó la pluma entre sus manos, correctamente sus dedos sujetaban aquel instrumento para engendrar las historias…
Todo estaba listo, la imagen de la concepción de sus pensamientos, aquello que crecía y quería que se leyese…
Y entonces comenzó a escribir: No guardo muchos recuerdos de aquel año, nací en 1827…
Cuando se inventó la cerilla.

Adelina GN

img_20191215_125153

CRÓNICAS DE UN DÍA…

Ayer me decidí a salir y visitar una feria de autores.
Visita que resultó grata, charlar con compañeros fue lo que me ocurrió, algo tan simple que me hicieron olvidar esa ansiedad que traía desde que salí de casa.
Aquí os dejo un par de fotografías con José Vte García autor de “Sueños de escayola” y con Salvador Raga de Editorial Vinatea. Con el que haré una colaboración próximamente.

Adelina GN

LETRAS DE MUJER – Alice Walker

LETRAS DE MUJER – Alice Walker

POESÍA EN ÓRBITA

Alice Walker

“Los animales del mundo tienen sus propias razones para existir. No fueron creados para ser explotados por los seres humanos, de la misma manera que la población negra no fue creada para ser explotada por la blanca, o las mujeres por los hombres”

Alice Malsenior Walker (nacida el 9 de febrero de 1944) es una escritora afroamericana y feminista que recibió el Premio Pulitzer a la obra de ficción en 1983 por la novela El color púrpura, en la que se basó la película del mismo nombre, dirigida por Steven Spielberg.

Esta entrada comienza con una frase de la escritora y activista feminista, en la imagen final que cerrará esta publicación, encontraréis otras grandes y aclaratorias, que os darán una idea de la fuerza y el fondo interior de esta mujer.

Alice Walker escribió la novela que como también habéis leído dio nombre a una película. Una gran…

Ver la entrada original 153 palabras más

ESPECIAL SAN VALENTÍN/Musas literarias

https://www.facebook.com/Musas-Literarias-2049797035253164/
AUTORA: Adelina Gimeno Navarro
TITULO: TE QUIERO
Aún no ha amanecido, el día de los enamorados no ha despertado todavía, pero siempre lo hemos dicho. Aunque estuviésemos separados nos íbamos a escribir siempre.
Y aquí me tienes amor mío, un día más, otro año comprometiéndonos con nuestro querer. Para qué, para que no muera, para que viva en nosotros, en nuestras letras.
Puedes creer que ya estoy deseando leerte, pero para ti aún es pronto, sigues dormido cariño. Lo sé, mi necesidad por escribir siempre te ha obligado a replicar mis letras.
Deberíamos de patentar este modo de comunicar los sentimientos, es fiel y no se puede rectificar. Así lo hacemos y siempre lo hemos hecho amor, también sé que la distancia no es el olvido, la prueba, nosotros.
Esta separación forzosa nos obliga a querer que nos digamos te quiero, que nos esperemos el uno al otro. No queda otra, cariño, el amor de verdad es así, sufrido, cómplice de dos.
Un día el destino se sinceró con nosotros, el sino de nuestro amor habló y así lo hizo, con letras, con nuestras cartas, con las mías las que no lees y con las tuyas, las que escribes con el corazón.
Hoy voy a ir un poco más allá, al escribirte, de cualquier modo, me sirve de terapia. Terminaré y la guardaré en el cajón de mi escritorio, iré a tu habitación y con cariño te despertaré, diez años a tu cuidado, sintiendo el paso del tiempo en mi piel y viendo la tuya envejecer sin que tú lo aprecies.
Es una crueldad, pero nuestro deseo era este, vivir siempre juntos, que ninguno se fuese antes, que ni tú ni yo fuésemos el primero y así está siendo.
Hay que ir con tacto a la hora de pedir, ya que los deseos suelen cumplirse de un modo u otro, para bien y también para mal.
Aunque para ti no tiene nada de malo, pues puedes catalogar cualquier momento en otro espacio tiempo. Sentir frío cuando el día es caluroso y sudar en ese instante en el que los cristales se empañan por el contraste de la temperatura de fuera a dentro.
Pero lo que me gusta, lo que me hace enloquecer de amor, es el momento en el que una vez aseado, sales directo al salón, te calzas tus lentes, y abriendo con elegancia tu cuaderno comienzas a escribir. Incluso antes que desayunar, la musa que sigue viva en ti, te inspira como antaño y dedicado a mí como siempre, me escribes.
Ella no olvidó, te ha sido fiel, bendita la mente que con misterio aún te pertenece, por cuánto tiempo, hasta cuándo…
P. D:
Me miras, sonríes, tendiendo la mano, me lo muestras…
Hoy como cada día leo, te miro, dos lágrimas se deslizan por mi rostro…
Creo que nuestro deseo se cumple, está cerca, muy cerca…
Comienzo a imitar tu patrón, pronto será posible estar juntos, espérame, te quiero.
Tu amor

kwkibmnmnpzngcihnqgy

ESCRITO AL AMANECER/El paso del tiempo…

ESCRITO AL AMANECER/El paso del tiempo…

 

El curso del tiempo quería preguntar, qué pasa si camino torcido…
El caminante desvalido contestó: Hazlo, pero sigue guiando mis pasos…
Caminamos en la misma dirección…
Sí, contestó la vereda, juntos llegaremos al final…
Yo me quedaré en él, objetó el polvo…

©Adelina GN

NO TE DEJES ENGAÑAR

NO TE DEJES ENGAÑAR

Mora en la batalla de esa piel que añeja pelea por su victoria

Esa que arranca a mis silencios los gemidos jubilados que me aman

Que la sangría a los sentimientos provoque la fluidez al alma

Perdona al cuerpo, al desplome, a la caída de sus arquitecturas

Daña a la actitud que te muestre la muerte

Eres vida, vida viva, experiencia sutil que no enmudece

Suspira al son de tus latidos, que los orgasmos sean tu éxito

No dejes de quererte, amate siempre y siempre que puedas…

Hazte el amor

©Adelina GN

REDUCIDO A CENIZAS

Hundió la cabeza entre sus piernas, mientras abrazaba el resto de aquella planta que se quemaba detrás de ella.
Así de aquel modo quedó reducido a cenizas su pasado, jurando que jamás volvería a depender de nadie para vivir.
Allí permaneció durante horas, sus amigos no gozaban acercarse, pero apenas llegó la policía, todos la señalaron…
En aquel pequeño invernadero no solo se consumía con el fuego, el vicio que la había llevado a la destrucción de su vida.
Un olor diferente al de la chamuscada hierba se podía percibir…
Sí, entre la ceniza los especialistas encontrarían su anillo, una prueba crucial que la delataba como la que había eliminado el motivo principal de su problema.
Aquel que sin buscar el vicio te lo proporciona…

Adelina GN