MICRORRELATO EN TORNO A LA SIGUIENTE OBRA PINTADA POR UNA MUJER
Elisabetta Sirani (Bolonia, 1637 – Bolonia, 1665)
“Porcia hiriéndose en la pierna”

PORCIA

Te fuiste querido esposo, el asesino, el devastador de sentimientos. Quieres matar y lo hiciste, arrebatando la vida a un único Julio César.
Pero a mí, a tu joven esposa Porcia, la dejaste vacía, ardiente de deseo, de amor. Inquietante al no tenerte. Tres nombres adornan tu personalidad Marco Junio Bruto.
Haciendo gritar mi carne para saber que podría ser silencio, hundí el cuchillo en mi muslo.
Enfermé ti, complaciente volví a escuchar, tu plan no se sabría jamás, la honda herida, selló mis labios de tu verdad.
Te fuiste querido esposo, dejando mi mutilación sangrando y podrida de dolor.
Me dejaste sola y encendida de amor, ahora encenderé mis entrañas, moriré, por las brasas encendidas que tragaré al no tener tu amor otra vez.

@Adelina…

Ver la entrada original 4 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s