ORGULLOSA LIBERTAD – Adelina Gimeno Navarro

ORGULLOSA LIBERTAD – Adelina Gimeno Navarro

ORGULLOSA LIBERTAD

Generoso nacimiento que aplaude la libertad en un preciso momento, di con tu llanto que eres ambigua soledad entre la sapiencia que te recibe.

Consagra el color en el fondo del corazón en ese condominio que el gentío responde en ocasiones que no.

Calidez de unas manos que acunan al ser que ve la luz, el que después de su preñez enquistada pare con los dolores de las voces que le hieren.

Orgullo de libertad en la que nadie mate, en la que nadie muera, con la que se viva la distancia social y de amar que se quiera.

Adelina Gimeno Navarro

Ver la entrada original

AFANTASÍA

AFANTASÍA

Aquella rara enfermedad, no me permitía recordar, imaginar, ni soñar, pero en aquel momento en casa, después de haber estado en el museo, me asaltaba la sensación de relajación.

Era difícil volver a recrear la imagen que ahora me hacía sentir bien, entonces, Arturo, dijo: Mario, recuerda el lienzo de Monet en el que estuvimos parados…

Tenía que ser fuerte, constante y la mayor disciplina mejoraría una enfermedad tan cruel que cegaba mi mente, sin ver más allá de unas pocas sensaciones.

Retomando nuestra ruta por el mundo, seguimos sacando en cada parada la carta significativa del Oráculo del Tao.

Adelina Gimeno Navarro

CONFLICTO MORAL – Adelina Gimeno Navarro

CONFLICTO MORAL – Adelina Gimeno Navarro

CONFLICTO MORAL

No debes enloquecer por tus ilusiones

en el umbral de las sensaciones están.

Movimientos sociales en las siguientes condiciones

pluma va, amor viene.

Nada que hacer referencia del bien

asumes el placer, remedias el mal.

Drena involuntariamente de la mañana las horas

quedando estática en el recuento del tiempo.

Amas, adoras, veneras, generas sueños

olvidas dramas, ellas pacientes esperan.

No sabes qué quieres hacer, pregunta, responde

que sientes.

El día empieza, tus pensamientos vuelan

comienza a caminar por las ilusiones despiertas.

Crea sin frenar tus ambiciones habidas y por haber

Quiere a las letras ellas te hacen cada día nacer.

Adelina Gimeno Navarro

Ver la entrada original

EL VERDADERO AMOR DE KAREN… DENIS

EL VERDADERO AMOR DE KAREN… DENIS

En clave literaria

Karen y Denis
Comenzaremos esta nueva entrega con una bonita historia de amor, hablando y recreando la figura de una escritora de cine.
Habéis leído bien amigos, se trata de la escritora Karen Blixes a la que luego el séptimo arte lanzaría al estrellato su gran obra titulada “Memorias de África”
Nuestra escritora nació en el año 1885 y murió en el 1962 contando con 77 años y una enfermedad de sífilis que la acompaño hasta el día de su muerte.
Danesa de nacimiento, Karen murió allí mismo donde nació en Rungstedlund – Dinamarca.
Pero hablemos de la escritora, de la mujer que nos ha hecho soñar con querer viajar, a los que tenemos alma de aventureros, hasta África y vivir la historia de amor que Karen nos hizo vivir primero que en el cine, con su novela.
Hija de un militar, este se suicidaría cuando ella contaba con diez…

Ver la entrada original 662 palabras más

DÍA DEL ESCRITOR – Poesía en Órbita

DÍA DEL ESCRITOR – Poesía en Órbita

HOY ES EL DÍA DEL ESCRITOR

Quiero desde estas líneas poder agradecer a cada uno de mis colegas que participan en nuestro sitio. Poesía en Órbita, quiere felicitar a todas las personas que se valen de sus letras para expresarse, que cuentan momentos de su vida, exponen historias que en cualquier caso quisiéramos que fueran ficticias, si es que no lo son. Por todo ello nuestra web se hace eco y es la habitación a la que acuden para leer y quien nos hace grandes de ese modo. Siempre les estaré agradecido colegas, leyendo nos dan identidad, ya no somos este, ese o aquella. Nuestros nombres resuenan en sus comentarios, en sus calificaciones, por eso, gracias también a los lectores.

Pero hoy día del escritor en el que se puede escribir sobre la literatura, me llena y enriquezco mi vocabulario al nombrar a mis colegas, a escritoras y escritores que…

Ver la entrada original 134 palabras más

El reto de la semana: At the Seaside, de William Merritt Chase

El reto de la semana: At the Seaside, de William Merritt Chase

Las Palabras Descarriadas

El reto de hoy está basado en el cuadro “At the Seaside“, de William Merrit Chase.
Y ahora os dejo con el nuevo relato de Adelina GN, estoy completamente segura de que os gustará tanto como a mí.

RECUERDOS QUE NO SE OLVIDAN
Adelina GN

—No me debo martirizar —se decía Irene, mientras la tristeza la envolvía y un llanto incontrolado se hacía presente. 
Mientras aquello ocurría, su hermano entraba en la habitación. Le aconsejaba qué era lo mejor que podían hacer, que no era la primera que enfermaba de Alzheimer. 
En el papel que llevaba en la mano, le confirmaba lo que le estaba diciendo, un 3 o 4 % en personas de su edad enfermaban de la cruel enfermedad. 
Irene cerró su diario y dejó de escribir, salió con su hermano de la habitación y al entrar en el salón todo volvió a darle motivos para…

Ver la entrada original 456 palabras más

“Construyendo Cultura en Salud Mental”

II Concurso de relatos cortos sobre salud mental (No premiado)

INMACULADA DECISIÓN

Cada vez que alguien me hacía la repetitiva reflexión, sacudía la cabeza mientras me llenaba de ira hacia la persona y su buena intención.

Mi salud mental era una enfermedad, que yo creía que no se veía, se escondía detrás de mí, enseñando mi genio y tapando con un velo de silencio un necesario ingreso.

Estaba muy equivocada, pero a ver quién era él o la, que me hacía comprender. Para mí, todo se centraba en la locura, la depresión la trataba el psiquiatra y el lugar donde te iban a llevar era el psiquiátrico.

Fueron muchas veces las que intentaron internarme, no creía que aquella tarde cuando me estaba duchando los hechos que ocurrirían me harían tomar una decisión. Después de haber pasado todos aquellos años un calvario de temor y pánico, cada vez que escuchaba: tienes que ir a ver a un profesional,  desterrada al ser que osaba revocar el concepto que yo tenía del sitio.

Sequé mi cuerpo, la suave toalla lo rozaba, el rizo paseaba por él a su antojo, pero a pesar de ser algo agradable a cualquiera, no sé el motivo, pero a mí me estaba agobiando. Sin perder de vista la tijera que estaba en la repisa del espejo, mientras me veía en él desnuda, la cogí, acercando lentamente la punta al cuello, pensando que la mullida toalla empaparía la hemorragia de sangre que tendría al seccionar la yugular.

No me podía quitar aquellos pensamientos de mi mente, era una mujer joven, pero estaba enferma, nadie en su sano juicio hace de una escena agradable un cruel escenario.

Volví en mí y lloré, derramé lágrimas, penando por una mala conciencia y me susurré a mis adentros. Yo era entonces mi mayor crítica, mi juez de lo criminal, mi verdugo, porque en aquel momento me quería tanto, que me sometía a un juicio sumarísimo sobre mí misma.

Yo no estaba loca, estaba enferma, la salud mental me estaba matando, su deterioro iba en aumento y yo no quería verlo. Por lo que opté por enjuiciar mi conducta, me pregunté y las respuestas no fueron buenas, me traicionaban, no podía seguir de aquel modo, ahora es cuando necesitaba de la ayuda de un profesional.

Averigüe números de teléfono, direcciones de consultas, nombres, y unos días después, allí me encontraba…

Decidí ir sola, me encontraba fuerte, exculpada con la confesión al psicólogo, sin depresión alguna, inicié ese paseo hacia mi libertad, a la liberación de mi depresión y tristeza.

Dentro de un jardín frondoso se levantaba un edificio blanco e inmaculado, una cárcel que yo había decidido para mi libertad, un paraíso para morir y resucitar sanada.

Los seres de blanco me dieron la mano, invitándonos a entrar me preguntaron el nombre, contesté con miedo, y mentí, no quería que nada de lo que llevaba conmigo pudiese sobrevivir. Mi mente enferma quedaría allí para siempre, Irene, la mujer que intentó tantas veces lesionar su vida no saldría de allí con ella, gracias a la ayuda recibida.

Adelina Gimeno Navarro

DELEITE POR INTERÉS – Adelina Gimeno Navarro

DELEITE POR INTERÉS – Adelina Gimeno Navarro

DELEITE POR INTERÉS

Agudiza tus sentidos el caso que escribo

pudientes palabras que al corazón no escapan.

Interpretando expresiones e impresiones dadas

recuerdan a mis pesares y refuerzan lo leído.

Acumula la expresión de verbos en proposición de hacerlos

premonición deducida que al alma escapa.

De interés oculto y poco extenso es con ellas

con las que expreso.

Deleite para mí son, establecido protocolo que

la inquietud crea al menos; por interés.

Adelina Gimeno Navarro

Ver la entrada original

El reto de la semana: The American School

El reto de la semana: The American School

Las Palabras Descarriadas

El reto de hoy está basado en el cuadro “The American School“, de Matthew Pratt.
Y ahora os dejo Adelina GN, estoy completamente segura de que os gustará tanto como a mí.

EL JOVEN
Adelina GN

La inmortalizada escena de aquel cuadro me dejó paralizado, no me podía mover, fue algo que tenía que hacer. Tenía que hacer referencia al secreto que guardaba desde hacía mucho tiempo, tanto que lo que contemplaba me excitó, y dentro de su normalidad escénica, yo veía otra cosa.
Me veía a mí mismo, observaba al joven que estaba siendo adoctrinado en trazar líneas y crear bellas situaciones. Él se parecía mucho a David, mi amigo, mi compañero en la sombra.
Yo era quien con la mirada lo estaba dejando desprovisto de ropa y enseñando sus vergüenzas, mientras ese otro amigo en común que también entendía, le corregía su dibujo.
No estaba siendo…

Ver la entrada original 522 palabras más