AUNQUE TÚ NO TE RESPETES HAZLO POR MÍ/Diario de un confinamiento

AUNQUE TÚ NO TE RESPETES HAZLO POR MÍ/Diario de un confinamiento

AUNQUE TÚ NO TE RESPETES HAZLO POR MÍ/Diario de un confinamiento


Alguien en una conversación contestó sin miedo, pero con cuidado…
Hay que cuidarnos amiga, toca dar ejemplo, a nadie le importa nada, el mundo ha perdido el miedo a la muerte y prefiere un minuto de disfrute, a un segundo de bienestar emocional…
Después vinieron las noticias, los posos de aquellas alegrías al final de la desescalada. Era de esperar, abrieron la jaula y nuestras fieras llenas de encendido fulgor salieron en una estampida de amor hacia los demás.
Es lógico, hambrientos de calle y teniendo playas y paseos a nuestro alcance, no hemos sabido controlar nuestros impulsos. Pero estamos a tiempo, docenas de nosotros podemos, para que otros puedan imitarnos.
Ahora llega la recomendación, hagamos caso, acatemos lo que viene sin remisión, importa el bienestar, no como lo desarrollemos.
Tiene que darnos igual llevar mascarilla, con ella puedes sonreír, con tus ojos proyectar el amor a los demás. Te puedes permitir ese saludo que un día cuando podías no diste y ahora que aprendes a querer con la mente lo puedes dar.
Simplemente que tu sangre roce tus arterias, que solamente friccionando los sentimientos se produzca la explosión de aquellos que están retenidos en nuestro interior.
Y amigos respetemos, por ti y por mí, por todos, no más contagios, no más muertes, si lo hacemos bien venceremos. Yo quiero ganar ¿Tú, no?
Ese sería el mejor de los casos…
Porque en el peor, veremos morir a los nuestros…
Adelina GN

GALIMATÍAS/Diario de un confinamiento

GALIMATÍAS/Diario de un confinamiento

elpoderdelasletras.com Página de escritores independientes
Vuelvo a escribir en este diario, oportunidad esencial que me ha brindado una idea. Una mano que aprieta mis pensamientos, exprimiendo estos hasta el punto de segregar esos pensamientos en los que las palabras que escuchas te hacen dudar. Nunca lo haces de la verdad que ves, la siniestra mano que oprime la bondad de aquel que obedece te angustia y hace que ansíes un buen hacer por su parte.
Pero no están por la labor, encarnecidas palabras que nos dañan a todos exponen en sus sostenibles gradas; desde donde pelean un asunto que no nos beneficia. Mientras tanto miran sin ver al coso en el que nos encontramos nosotros, personas obedientes, niños con un fuerte espíritu y mayores con ganas de vivir todavía.
No pedimos nada más, simplemente que peleen por aquello por lo que pelearon, por lo que ganaron. Por lo que hace falta a una gran, gran familia que muere, busquen esa comida que necesita el bicho y que muera, para que entonces vivamos esa normalidad a la que me niego a llamar, nueva.
Desde estas líneas, pido que no nos traten como corpóreos de papel, que se mueven, al son de sus voces, que somos y queremos ser personas sin que nos arrebaten nuestra identidad sin ser preciso.
Galimatías de hechos, de palabras, de obra y omisión…
Piensen todos ellos la definición de sus palabras las dichas y las calladas, porque yo lo hice y encontré que: Omisión, es textualmente, leído del diccionario de la RAE para ustedes por si no lo saben: *Flojedad o descuido de quien está encargado de un asunto.
Adelina GN

UNA PÁGINA DE MI DIARIO

UNA PÁGINA DE MI DIARIO

https://elpoderdelasletras.com/una-pagina-de-mi-diario/ Diario de un confinamiento

Cuento con mi diario, decía para ella…
Irene, tomó su pluma y comenzó a escribir. Palabras surgían de dentro de aquel corazón dolorido por la pandemia que arrasaba el mundo.
Desde hacía mucho su disposición por comunicarse con las letras, se había quedado vacía, aletargada fingía en sus escritos unas palabras positivas, pero falsas.
Qué ocurriría, cómo terminaría todo, su alma se hacía pequeña cuando pensaba en los suyos, ellos eran todos los cercanos y los que estaban lejos. Por todos, aquel diario albergaría un mensaje lleno de esperanza y sentido común.
Comenzó a escribir diciendo: El ser humano está dotado de oportunidades, ocasiones que la vida le brinda para demostrar su valía y superación ante las adversidades que encuentra en su camino.
Pero dentro de este caos, debe saber que todo es un proceso, una nueva lección de amor que renovará cualquier circunstancia herida que hubiese en su vida.
Tenemos que estudiar el fenómeno, creer en nosotros mismos, reunir fuerzas y saber que nuestra luz es para alumbrar a un mundo mejor.
Y siguió sin nombrar al mal, sin oscurecer sus palabras, animando a todo aquel que en un cierto momento leyese su diario.
La gran oportunidad estaba servida, ahora escribía bondad, aconsejaba a vivir, olvidando por un instante, pero con precaución, todo lo que le había frenado su inspiración espiritual y literaria.

Adelina GN

Radio Unidos por la Música

¡QUÉDATE EN CASA!
Desde el grupo de nuestra radio, Francisco y Adelina, os quieren dedicar los temas que desde hoy hasta el final del confinamiento, suenen aquí. Recuerdos de pasadas emisiones y cuñas de saludos de los artistas que pasaron por la radio. Gracias por pertenecer a Radio Unidos por la música – Valencia

Adelina GN

IMG_20200329_113826_873