DESDE UN TINTERO LLAMADO CORAZÓN

DESDE UN TINTERO LLAMADO CORAZÓN

Adelante

Buenas, feliz inicio de semana, allá donde estás, poco a poco, nos reincorporamos, lo hacemos del modo que más me gusta, escribiendo.

Voy a intentar y espero conseguir el reto que me propongo, dándole el lugar y el privilegio a las letras, a esa inspiración que Dios me otorga día a día, sin saber cómo.

Es primordial el cuidado del aprendizaje y cuidar cada uno de los signos de puntuación, saber poner coma, punto seguido y punto final. La importancia de los suspensivos, tampoco hay que ignorarla, ya que por algo no deben ser más de tres, puesto que a la tercera va la vencida o no hay dos sin tres.

Hago caso de todos ellos, y sin prisa, pero con pausa, voy a acentuar cada una de mis tareas en el sitio que me dicta su prioridad. No dejando nada a un lado, pero dándole la importancia que cada cosa ya desde un principio tiene adjudicada en la vida.

Retomo mi pasión, vuelvo a evocar mis sentimientos en ellas, deseo poder disfrutar de esta forma que he elegido vivir y tardar mucho en llegar a la meta.

No quiero ganar la carrera, quiero tener un largo camino junto a ellas, hasta llegar a conseguir nutrirme de la literatura y saber tanto de ella, que me sienta viva.

Así que comenzamos…

Gracias por leer, sabes qué: Cada vez que me lees me proporcionas identidad.

Adelina Gimeno Navarro