SIEMPRE

SIEMPRE
Qué triste la agonía de un final, un ocaso doloroso en el que la pena entristece los instantes.
Cerrando ciclos, puertas en el tiempo y en el camino a la meta final.
Lección de amor en la que te encuentras enredada, aprendiendo de un presente en el que dejando atrás un pasado conviertes las acciones en el futuro que te espera.
Siempre, palabra de peso, siempre expresión oral fuerte en su sentido, siempre jamás la controversia del querer.
Sentimientos que mantengo vivos y que nunca morirán, ni contigo, ni con ella, ni con él.
Amor por los recuerdos que tendré siempre, por tus enseñanzas, por momentos en familia, que son ausentes, y que en vuestra ausencia revivo.
Lágrimas que necesito, no dudéis en aflorar a mis ojos, que la pena se agote y renazca mi vida, pensando en vuestra ausencia.
Adelina GN

junio-solsticio-verano-hemisferio-norte_12_51_931_579

 

AMANECÍ RECORDANDO

AMANECÍ RECORDANDO

Abrazada a tus recuerdos desperté afrontando la vida que sigue, hoy y siempre ayudada por tu luz, la que me muestras siempre.

Dejé volar mis sueños que atrapados en el miedo encontraron agotado mi cuerpo, de llorarte, de quererte presente.

Dame valentía, coraje para pensarte, que mis pensamientos traspasen la realidad, que la mentira sea una sola, que del todo no te fuiste.

Amanecí recordando lo que representó aquel día, aquel que al anochecer te irías. Gritaré sentirte, que me acompañes por siempre, que ningún reloj me diga la hora en que te fuiste, pues esa, ésa, no existe.

Deli

DUELO

DUELO

Colaboración en https://poesiaenorbita.com

De noche te pienso
De día te siento
En mi corazón se guarda aquella mirada, aquella mañana en suelo firme, y débiles palabras
El amanecer que anunciaba una muerte lúcida, me despierta con la risa de una embustera mejoría
Meció la noche tu mirada que sutil nos deja
Tu ida ya era certera sin miedo seguiste a nuestra estrella
Me acaricia ahora el viento con tu nombre después de tu ida
Abrazo a la naturaleza que te extraña, ofreciéndote una amalgama de sentimientos
Alucina la tarde con mi llanto, no tiene mi duelo consuelo
El tiempo sana heridas, aunque las mías sangran igual que el primer día.

©Adelina GN