Poesía en órbita

Palabrasgrisáceas

Anochece en nuestro corazón, es la vigorosa actitud que nos delata, laplácidae intolerante necesidad de saber nos agobia.

Es la agonía perpetua de no poder hacer regresar las horas, de querer olvidar que esas, ya no vuelven.

Los pensamientos me corroen, enfado de sienes blancas que te precipitan al abismo de la madurez.

Concluye en mí los desaires del tiempo, los recuerdos sin olvido, dime que aún existo.

Apelando a la luz que aboga en un deseo, en un aliento de esperanza, de consuelo, que mantiene mi cuerpo erguido y en silencio.

Adelina Gimeno Navarro

Ver la entrada original

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s