https://elpoderdelasletras.com/una-pagina-de-mi-diario/ Diario de un confinamiento

Cuento con mi diario, decía para ella…
Irene, tomó su pluma y comenzó a escribir. Palabras surgían de dentro de aquel corazón dolorido por la pandemia que arrasaba el mundo.
Desde hacía mucho su disposición por comunicarse con las letras, se había quedado vacía, aletargada fingía en sus escritos unas palabras positivas, pero falsas.
Qué ocurriría, cómo terminaría todo, su alma se hacía pequeña cuando pensaba en los suyos, ellos eran todos los cercanos y los que estaban lejos. Por todos, aquel diario albergaría un mensaje lleno de esperanza y sentido común.
Comenzó a escribir diciendo: El ser humano está dotado de oportunidades, ocasiones que la vida le brinda para demostrar su valía y superación ante las adversidades que encuentra en su camino.
Pero dentro de este caos, debe saber que todo es un proceso, una nueva lección de amor que renovará cualquier circunstancia herida que hubiese en su vida.
Tenemos que estudiar el fenómeno, creer en nosotros mismos, reunir fuerzas y saber que nuestra luz es para alumbrar a un mundo mejor.
Y siguió sin nombrar al mal, sin oscurecer sus palabras, animando a todo aquel que en un cierto momento leyese su diario.
La gran oportunidad estaba servida, ahora escribía bondad, aconsejaba a vivir, olvidando por un instante, pero con precaución, todo lo que le había frenado su inspiración espiritual y literaria.

Adelina GN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s