POESÍA EN ÓRBITA

Mucho que decir, nada que callar, tanto por decir…
Caminó por un laberinto literario encontrando la salida a un olvidado fracaso.
Abocó la masa gris parte de su saber en una hoja en blanco, leyendo el erudito lo que con sus lágrimas había escrito.
Engalanado el autor que aunque novel agradece todo lo que puede aprender.
Lucha por escribir, amor por plasmar letras agradecidas, nacimientos de historias a personas perdidas.
Ya no llora el escritor mientras sostiene su pluma, ahora ora en silencio por las ausencias habidas.
Quiere explicar y explica, que nuestras letras quedarán escritas, mientras otros entonces llorarán las lecturas descritas.

Adelina GN

Ver la entrada original

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s