Deja que te corone, no abdiques mi reina y sigue soberana.
Mientras las puertas de la felicidad se cierran, escarba en la tierra.
Mientras el disfrute se aletarga en un sueño despierto, no duermas.
Cientos de ilusiones truncadas, inmóviles figuras que de hielo parecen hechas.
Mientras el futuro en tus manos está
Siega la vida el mal, mientras nadie se encierra.
Mientras pasan los días que no volverán.
Mientras las ideas se truncan, mientras la inspiración al pueblo abandona.
Vuelvo entonces vida a coronarte reina.
No olvides que sin ti la felicidad no es plena.
Que mis palabras vuelven, que vuelan, haz de está pesadilla el mejor cuento o el relato más bello.
Pues poesía ya lo eres, mi coronada vida.
Adelina GN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s