CELOS

Nadie puede conocer el desaire que acompaña a un corazón que se cree engañado
Cuando con miedo trepa por las paredes de los celos infundados
Desafiando a tempestades de amoríos mundanos
En los que la pena se convierte en un odio ridículo
Pues insisto disculpar siempre ese momento en el que la confianza muere.

©Adelina GN

DESHOJANDO-LA-MARGARITA-DEL-CAMBIO-EDUCATIVO-Magazine-INED211