LA FLOR


De aquella montaña de juguetes, se decidió por rescatar la flor solitaria de la cima. Era más fácil escoger los cercanos, incluso vestía de aviador, le hubiese sido más cómodo optar por el avión ya que en el bosque donde vivía, había una pista de aterrizaje para jugar. Pero no fue así, el niño concienciado por las charlas de su papá que era el forestal. Se decidió por la flor, seguramente recordaba las advertencias para proteger la naturaleza. Se concienció para salvar su hábitat, el lugar de todos, en el que ojalá nuestra conciencia de adultos, nos permita dejar florecer.
Adelina GN

3 comentarios en “LA FLOR

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s