CRÓNICA PARA UN MEME

Hace tan solo unos meses que he vuelto a usar Internet, por motivos que muchos sabéis y otros podréis imaginar. Me vi privada de ese hasta entonces medio virtual que tantas alegrías y diversión me dio. Mi crónica del día de hoy, no va a alejarse mucho del tema. Me encuentro bastante decepcionada, pero no quiero por nada del mundo ofender, ya que una servidora tampoco goza mucho de una brillante elocuencia ni asiduidad en lo que se refiere a actividades en las redes sociales. Repito, al volver a Facebook encontré una inactividad en lo que es el mundo literario dentro de la plataforma. Poco a poco fui retomando los contactos y avisando de que había vuelto. Consiguiendo volver a sentirme en mi casa. Por qué y como muchos también sabéis nuestro amor nació en un chat. Pero por favor, no me quiero desviar del tema y como me conozco, es muy probable que lo haga o que ya lo haya hecho. Así que en resumidas cuentas (frase de mi abuela) quisiera, referirme solamente y únicamente: a la masiva presentación de memes que encuentro últimamente en Facebook, la cantidad de noticias que te piden compartir, teniendo en cuenta que muchas de ellas en su día fueron reales, pero que ahora ya se encontró a la persona, animal o cosa. Intento hacer un repaso rápido y actualizar mi perfil, porque ya no me siento a gusto. Tan solo me centro en lo que me aporta algo e intento ser educada con aquellas que en realidad considero que merecen ser atendidas. Sé que este comentario no me puede beneficiar mucho, pero necesitaba escribir y me ha servido para desahogarme antes de emprender la tarea diaria de escribir y plasmar mis escritos en las letras. Aunque creo que es un avance de lo que tocaba hoy. Sinceridad y como digo sin intención de ofender ni criticar a nadie, si he sido sincera en todo lo anterior no tengáis duda de que ahora también lo estoy siendo. Todo esto para decir que encontré este meme el otro día en uno de esos (porque todo no va a ser malo) que todo lo que leía me llamaba la atención. Espero que sea cierto, que no me estén metiendo gato por libre, ya que si es así sería en lugar de mis crónicas, un motivo para ampliar un artículo y aprender sobre el personaje en cuestión. Lo voy a tener en cuenta e intentaré escribir sobre ello. Y si alguien quiere aportar algo, aquí estamos, admitiré tanto en el blog como en mi perfil de Facebook la información que os plazca colgar.
Gracias y perdonar mi desfasada crónica de un día.

Adelina GN

43787888_10213644104876608_8640488182435020800_n

2 comentarios en “CRÓNICA PARA UN MEME

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s